Inicio 9 Poemas 9 Tabula rasa

Tabula rasa

Publicado el 6 de febrero de 2019
A media mañana, la calle de dirección única brillaba bajo el sol, por sus aceras deambulaba una multitud sin pasado. Nada hacía presagiar que esas gentes, bajo la luz del mediodía tuvieran áureas de colores:
Rojo / Anaranjado / Amarillo / Verde / Azul /  Violeta
Pasión / Creatividad / Alegría / Envidia / Armonía / Reflexión
Juego y Silencio / Cadencia / Ludus quod Silentium / Ludirte iurgio
Con un simple prisma de vidrio que tragues, pueden surgir tus colores. Los ofrece en la esquina de la calle Arvo Párt. No pases de largo. Escucha su Tintinnabulum
                                                                                         © 2019  Texto de Arturo García Fernández
                                                                                          © 2019  Youtube

 

2 Comentarios

  1. JStone

    Mientras me dejo fluir en la sinfonía de Arvo Pärt, en su sacro tintinnabulum, me adentro a través de tus letras en esa calle bañada por el sol donde la multitud discurre. Sobre sus cabezas llueven notas musicales e hilos de luz y no los perciben. Ludus y Silentium. Yin-Yang.
    Solo el niño es tabula rasa. Los viejos estamos demasiado vividos y garabateados. Y todas esas vivencias se perderán en el tiempo como las lágrimas de Roy en la lluvia. Que descanse en paz ese Juan Cueto al que no muy tarde acompañaremos.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Y dale a enviar ya …

Naufragio ¡Y dale a enviar ya!  Gritó el capitán desde el cuadro de mandos. Sobre la cubierta el patrón se desgañitaba ¡Arriad el foque! ¡Cuidado, el bauprés! ¡Orzad a estribor! La tormenta arreciaba y cuando un definitivo golpe de mar volcó al velero, alguien  pedía...

Para qué demonios sirve saber que se llaman coleópteros …

La Metamorfosis Para qué demonios sirve saber que se llaman coleópteros, ¡carcoma! ¡carcoma! Los malditos bichos estaban acabando con la casa en la que había invertido todos sus ahorros, con la que pensaba dar el cambio definitivo a su vida y que, por su culpa, se le...

Mañana podrá comprarle sus malditos cuadernos …

Nota de mi diario Mañana podrá comprarle sus malditos cuadernos, mi ex.  Pero no se cuantos puede necesitar. Anoche bebí demasiado.Tener un adolescente en casa, si que es una droga dura. ¿Para que puede quererlos? No me trago que se los haya pedido la de lengua. Él...