Palabras de Arturo Joaquín

“Para mayores de cuarenta y menores acompañados”

Arturo Joaquín

Quién Soy

Conoce quien está detrás de este blog y estas palabras.

Ventanas

Asómate para descubrir las palabras que he encontrado.

Contacto

Si tienes algo que comentarme o decirme en privado, es aquí.

Y dale a enviar ya …

Naufragio ¡Y dale a enviar ya!  Gritó el capitán desde el cuadro de mandos. Sobre la cubierta el patrón se desgañitaba ¡Arriad el foque! ¡Cuidado, el bauprés! ¡Orzad a estribor! La tormenta...

leer más

Con una piruleta como único consuelo …

El único consuelo Con una piruleta como único consuelo, la bicicleta destrozada a su lado, sentado al borde de la carretera, suspirando, dolorido y feliz, una sonrisa malévola fue dibujándose en...

leer más

De alli nadie volvía …

El gato de Schrödinger De allí nadie volvía igual, después de haber estado en aquella cena. El anfitrión les había dispuesto en bandeja de plata, una lubina salvaje de dos kilos sabre  finas rodajas...

leer más

33 palabras

      Caído del barco, entre las olas, y como buen marinero sin saber nadar. Se agarraría a un clavo ardiendo. En el fondo duermen los huesos de su mano, aferrados a una pequeña cruz...

leer más

Buenos tiempos para la lírica

Para escuchar a "Milio el del Nido" pulsa sobre estos títulos: "Yo, tú, él"  "Wabi Sabi" "Tautograma" "Tankas"  "Epílogo"         © Versos, video y foto de Arturo Joaquín  ...

leer más

Rolex Sky-Rocket

¿Dónde está  el reloj pulsera de los soldados muertos?   Cuando se detuvo el tiempo, en aquella oscuridad, disparaban a su miedo.   Solamente conocían los perfumes del opio y de los...

leer más

Canción infantil

Estoy de vacaciones  de los demás. Voy menos a Ikea,  me gusta más la catedral.   Tengo una casa de muñecas, ninguna viste de azul. No van a la escuela. No llevan canesú.   Mi viejo balón...

leer más

Guerra fria

Cada latido de luz era más débil y más exquisito que el anterior, como si cada uno fuera un adiós lleno de pesar y de amor a la tierra. Desde el alféizar de la ventana el gato contemplaba...

leer más