Inicio 9 Relatos 9 Transmisión

Transmisión

Publicado el 7 de diciembre de 2015

Era un experto. El laboratorio y la investigación, su mundo. No dudó cuando le encargaron trabajar en alteraciones genéticas.

Al otro lado de la ventana, que daba a la plaza, encontró una fuerte motivación. Las bandadas de palomas la asolaban. Eran cada vez más ruidosas, alteraban el hilo de sus pensamientos.

Planificó la manera de elaborar un fármaco que volviera estériles a las  aves. Cuando, por fin, arrojó sobre los adoquines los granos de arroz infectados, sintió un familiar confort de venganza.

Preparó varias bolsas del grano para antes de la primavera y con la llegada del verano comprobó que no revoloteaban nuevos pichones.

Lo extraño fue cuando nació su hijo aquel otoño. El bebé tenía su piel cubierta de plumón.

 

© Texto de Arturo Joaquín

2 Comentarios

  1. Juan Stons

    Relato ingenioso con final sorprendente… La venganza. Me hizo sonreír. Nuevamente gracias por compartir

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Y dale a enviar ya …

Naufragio ¡Y dale a enviar ya!  Gritó el capitán desde el cuadro de mandos. Sobre la cubierta el patrón se desgañitaba ¡Arriad el foque! ¡Cuidado, el bauprés! ¡Orzad a estribor! La tormenta arreciaba y cuando un definitivo golpe de mar volcó al velero, alguien  pedía...

Para qué demonios sirve saber que se llaman coleópteros …

La Metamorfosis Para qué demonios sirve saber que se llaman coleópteros, ¡carcoma! ¡carcoma! Los malditos bichos estaban acabando con la casa en la que había invertido todos sus ahorros, con la que pensaba dar el cambio definitivo a su vida y que, por su culpa, se le...

Mañana podrá comprarle sus malditos cuadernos …

Nota de mi diario Mañana podrá comprarle sus malditos cuadernos, mi ex.  Pero no se cuantos puede necesitar. Anoche bebí demasiado.Tener un adolescente en casa, si que es una droga dura. ¿Para que puede quererlos? No me trago que se los haya pedido la de lengua. Él...