Inicio 9 Columnas 9 Alguien

Alguien

Publicado el 20 de abril de 2013

Gritaba el capitán: ¡Arriad el foque! ¡Cuidado, el bauprés! ¡Orzad a estribor! La tormenta arreciaba.
Por encima de ella alguien suplicaba ¡un diccionario, un diccionario! Cuando un definitivo golpe de mar volcó el velero y apenas le dio tiempo a ponerse el chaleco.
Alguien, fue arrastrado por la corriente hasta una isla. Paradojas del destino, en un baúl compañero de naufragio encontró el diccionario.

Necesitaba una salida para su situación y eligió doce palabras al azar:
mar-flotar, poco- peso, suelo-planeta, trozo-queso, página-hoja, sonido-boca

Por cada pareja una nueva palabra.  La primera que se le ocurrió:
barco-ligero, tierra-porción, libro-voz.

Por cada par otra y así quedaron solo tres:
velero, isla, diccionario

La primera su pasado, la segunda el presente y la tercera le presagiaba el futuro. Sería una voz más en diccionario,  pero al fin y al cabo, Alguien.Pronombre indefinido que se refiere a una persona concreta cuya identidad se desconoce o no interesa precisar.

8 Comentarios

  1. Nieves Hidalgo

    Me ha asombrado este post porque es impresionante el juego de palabras.
    No tengo mucho tiempo, pero he de pasarme más por aquí.
    un abrazo,

    Responder
  2. Anna Genovés

    un microrrelato muy entretenido. Lo que empieza con una aventura y se va resolviendo con un ejercicio de "talleres de escritura", finaliza -con mucho acierto- en la historia -sintética- del protagonista.

    Un placer leerte, un saludo, Anna

    Responder
  3. Palabras de Arturo

    Efectivamente es un ejercicio del taller de escritura que coordina Fernando Menéndez en Oviedo.

    Responder
  4. Luis Alonso

    Muy bueno Arturo.Luis Alonso

    Responder
  5. OlgaRT

    La elección de las palabras es sonora y bella. Empiezas fuerte, entiendo que conoces los veleros, con los tecnicismos típicos, y luego se torna mucho más poético. Muy Bien, me ha gustado.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Y dale a enviar ya …

Naufragio ¡Y dale a enviar ya!  Gritó el capitán desde el cuadro de mandos. Sobre la cubierta el patrón se desgañitaba ¡Arriad el foque! ¡Cuidado, el bauprés! ¡Orzad a estribor! La tormenta arreciaba y cuando un definitivo golpe de mar volcó al velero, alguien  pedía...

Para qué demonios sirve saber que se llaman coleópteros …

La Metamorfosis Para qué demonios sirve saber que se llaman coleópteros, ¡carcoma! ¡carcoma! Los malditos bichos estaban acabando con la casa en la que había invertido todos sus ahorros, con la que pensaba dar el cambio definitivo a su vida y que, por su culpa, se le...

Mañana podrá comprarle sus malditos cuadernos …

Nota de mi diario Mañana podrá comprarle sus malditos cuadernos, mi ex.  Pero no se cuantos puede necesitar. Anoche bebí demasiado.Tener un adolescente en casa, si que es una droga dura. ¿Para que puede quererlos? No me trago que se los haya pedido la de lengua. Él...