Inicio 9 Poemas 9 El dia que Ermonela Jaho interpretó Adriana Lecouvreur

El dia que Ermonela Jaho interpretó Adriana Lecouvreur

Publicado el 4 de febrero de 2022
Sabes que tu lengua es un tobogán
para tu caracol mascota
que te regala dardos de cal jugueteando en la jaula de tus dientes
tras una cortina de luz que diluye el duelo de las toses en la penumbra
cuando en el foso abre sus mandíbulas un ataúd.

Ya no es la que partió de Tirana
en una balsa donde navegaba tu suprema melodía.
Aquellos maderos negros y blancos amarrados por las cuerdas
armonizan en tu garganta la hiedra de bemoles y sostenidos
sin que un modesto becuadro pueda sosegarte.

Has aprendido
como gozar ese tiempo
de los que en La Menor aman.

Es para Adriana el aroma de las violetas
de tu canto tiple lubricado de baba y espuma
povere fiori en la batalla de la verdad.

Con su perfume les toca detener el movimiento
del teatro con veneno del teatro
y dejar el color de tu voz pintado en mis oídos. 

Esos que desde el patio de butacas
ven como los destellos de las lágrimas de una araña
regalan a los contratenores una piscina de perlas.

Adriana Lecouvreur

En la Tirana comunista, su ciudad natal, la soprano albanesa Ermonela Jaho  forjó su aprendizaje con la disciplina militar y las clases de filosofía de su padre. Posteriormente fué inmigrante en Italia, donde continuó su formación. Ayer en el Teatro Campoamor de Oviedo como Adriana Lecouvreur demostró toda su verdad.

© 2022 Versos de Arturo Joaquín

1 Comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Y dale a enviar ya …

Naufragio ¡Y dale a enviar ya!  Gritó el capitán desde el cuadro de mandos. Sobre la cubierta el patrón se desgañitaba ¡Arriad el foque! ¡Cuidado, el bauprés! ¡Orzad a estribor! La tormenta arreciaba y cuando un definitivo golpe de mar volcó al velero, alguien  pedía...

Para qué demonios sirve saber que se llaman coleópteros …

La Metamorfosis Para qué demonios sirve saber que se llaman coleópteros, ¡carcoma! ¡carcoma! Los malditos bichos estaban acabando con la casa en la que había invertido todos sus ahorros, con la que pensaba dar el cambio definitivo a su vida y que, por su culpa, se le...

Mañana podrá comprarle sus malditos cuadernos …

Nota de mi diario Mañana podrá comprarle sus malditos cuadernos, mi ex.  Pero no se cuantos puede necesitar. Anoche bebí demasiado.Tener un adolescente en casa, si que es una droga dura. ¿Para que puede quererlos? No me trago que se los haya pedido la de lengua. Él...