Inicio 9 Relatos 9 Inseparables

Inseparables

Publicado el 21 de diciembre de 2015

Delante del portal de su casa traspasada la puerta se detienen, como todos las mañanas salen a pasear.
En la vetusta ciudad se viste bien para cada ocasión. Ella combinada en beige. Él luce fina pana verde. Ella peinada impecablemente. Él tiene escaso y cano pelo.

En ella hace tiempo habita el olvido. Su hoy o mañana siempre son él.
Las próximas horas prometen ser estables y soleadas, pero ella asevera con enfado ¡va a llover! ¡va a llover!
Ví como se alejaron, bajo un solo paraguas que él sostenía cortésmente. Ella cogida a su brazo. Estampa chocante entre gentes con prisa en un día claro.

Hace menos de un mes se ha celebrado un concurrido funeral por él.  Al regresar de la ceremonia, una de sus hijas le puso el anillo de boda a ella. La viuda ignorante de todo los sucedido, contemplo los dos aros en su dedo, luego se metió en la cama y dejó de comer.
Estoy en su funeral.

 

© Texto del 2015 de Arturo Joaquín

2 Comentarios

  1. Maria Carmen

    Que tristeza,Arturo.

    Responder
    • Arturo

      La escena que cuento la contemple desde un portal.
      El Alzheimer, en ella ya se había manifestado.
      Y eran los padres de un entrañable amigo.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Y dale a enviar ya …

Naufragio ¡Y dale a enviar ya!  Gritó el capitán desde el cuadro de mandos. Sobre la cubierta el patrón se desgañitaba ¡Arriad el foque! ¡Cuidado, el bauprés! ¡Orzad a estribor! La tormenta arreciaba y cuando un definitivo golpe de mar volcó al velero, alguien  pedía...

Para qué demonios sirve saber que se llaman coleópteros …

La Metamorfosis Para qué demonios sirve saber que se llaman coleópteros, ¡carcoma! ¡carcoma! Los malditos bichos estaban acabando con la casa en la que había invertido todos sus ahorros, con la que pensaba dar el cambio definitivo a su vida y que, por su culpa, se le...

Mañana podrá comprarle sus malditos cuadernos …

Nota de mi diario Mañana podrá comprarle sus malditos cuadernos, mi ex.  Pero no se cuantos puede necesitar. Anoche bebí demasiado.Tener un adolescente en casa, si que es una droga dura. ¿Para que puede quererlos? No me trago que se los haya pedido la de lengua. Él...