Inicio 9 Poemas 9 Peces

Peces

Publicado el 2 de marzo de 2019
En la parte alta 
(tercera versión de “Peces”)


                                           Las aguas del rio
                                           se sienten solas 
                                         reclaman sus peces.
   Dorada la primavera 
   desde el mar
   acuden
fuertes flexibles
           azul rojo amarillo
           férreos yelmos
           cotas de malla.
      
   El rio los acoge 
   los rechaza 
   intuyen
   agujeros del agua.
   
   Van a donde nacieron
   en la parte alta 
   por los agujeros del agua.
   Cuando se congela
                    gnomos del bosque
                    los coloreados guerreros
                    mudan a dragones
                    lenguas de fuego
                    troquelan el hielo.  
   En agua 
   menos profunda
acogidos sin llanto 
  encallan
                    sobre los guijarros, su tálamo.
                  Los peces
                  se agitan danzando
                  entre óvulos y esperma 
                  nublados,
                  hasta quedar exhaustos.
© Texto de Arturo Garcia _7 de diciembre del 2019






Peces  (Segunda versión)


La soledad lo habitaba hace tanto tiempo
que se  permitía no respetar su silencio
¡Saca el dedo del gatillo!
¿Qué haces con esa pistola en la sien? 
Su suerte estaba echada.
Van juntos rio arriba.
Hace tiempo que la corriente al drapear lo hechiza.
Le alerta al llegar el frío, para ver nevar. 
El invierno borrará sus huellas.Sin atajos, ni fronteras
buscan una primavera donde encallar. 
Aquí
Bajo el hielo ven los peces pasar.
Uno es todo, todo es uno.
Se funden con los Kois que buscan frezar.
Cabeza de oro se convierte en dragón. 
Bajo un  cielo de plomo.
Flamea Boca de fuego a contracorriente.
Juntos rompen el hielo
Ahora
Se ha ido la luna.  
Sobre el lecho del río, tienen un hueco para el apego,
comparten el dolor. 
Noche profunda. Se congelan sus corazones.
Resuena una detonación.




© 2019  Texto  de Arturo García Fernández



Peces  (Primera versión)



La soledad lo conocía tanto que se  permitía no respetarle incluso en momentos duros … 
¿Qué haces con una pistola en la sien? 
¡Saca el dedo del gatillo! 
Toma un guante blanco, hazte ladrón. 
Busquemos una primavera donde encallar. Vamos p’al centro comienza la acción. 

Ahí, ahí, ahí
Ahí, ahí, ahí
Ahí, ahí, ahí

Ella le baila. Hace tiempo que lo tiene hechizao.
Lo oculta del  frio. Lo despierta para ver nevar. 
Sin atajos ni fronteras. El invierno borrará las huellas.

Aquí, aquí, aquí 
Aquí, aquí, aquí 
Aquí, aquí, aquí

Llegan al  puente.
Uno es todo, todo es uno.
Los kois  pasan río arriba.

Cuando el agua se hiela, 
Cabeza de oro se convierte en dragón. 
A contracorriente Boca de fuego nada entre llamas de hielo. 
Es tozudo y valiente.
Se ha ido la luna. 
 Inerte sobre el lecho del río, encuentra un hueco para el dolor. 
Noche profunda. Se congela su corazón.

Ahora, ahora, ahora
Ahora, ahora, ahora
Ahora, ahora, ahora …

                               … ya no duda. 

© 2019  Texto  de Arturo García Fernández
© 2019  Foto Naty Knight




                                          










1 Comentario

  1. JStone

    Ahí, aquí y ahora… Se acabaron todas las primaveras… Nos han abandonado en un perpetuo invierno… Todo es Uno, uno es todo, todo es nada… Con una sonrisa frente a la muerte te devuelvo el enigma. 🙂

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Y dale a enviar ya …

Naufragio ¡Y dale a enviar ya!  Gritó el capitán desde el cuadro de mandos. Sobre la cubierta el patrón se desgañitaba ¡Arriad el foque! ¡Cuidado, el bauprés! ¡Orzad a estribor! La tormenta arreciaba y cuando un definitivo golpe de mar volcó al velero, alguien  pedía...

Para qué demonios sirve saber que se llaman coleópteros …

La Metamorfosis Para qué demonios sirve saber que se llaman coleópteros, ¡carcoma! ¡carcoma! Los malditos bichos estaban acabando con la casa en la que había invertido todos sus ahorros, con la que pensaba dar el cambio definitivo a su vida y que, por su culpa, se le...

Mañana podrá comprarle sus malditos cuadernos …

Nota de mi diario Mañana podrá comprarle sus malditos cuadernos, mi ex.  Pero no se cuantos puede necesitar. Anoche bebí demasiado.Tener un adolescente en casa, si que es una droga dura. ¿Para que puede quererlos? No me trago que se los haya pedido la de lengua. Él...